Acantaros
Teatro Principal

En el siglo XVI, comienzan a proliferar en las principales ciudades españolas teatros permanentes. En Zaragoza se construye El Corral de Comedias del Coso, administrado por el Hospital Nuestra Señora de Gracia. Es el primer teatro de estas características en nuestra ciudad, y se sitúa en el actual emplazamiento del Banco de España. Tras numerosas reformas, el viejo edificio fue sustituido, en febrero de 1771, por el nuevo Coliseo de Comedias. Este edificio fue destruído por un pavoroso incendio acaecido el 12 de noviembre de 1778, en la representación de La Real Jura de Artaxerjes por una Compañía de cómicos italianos en gira por España. En la tragedia murieron 77 personas y constituyó, sin duda alguna, la página más negra de la historia teatral de nuestra ciudad. Por este motivo las autoridades prohibieron cualquier exhibición escénica, hasta que un importante sentimiento popular presionó para que se construyera, por el arquitecto zaragozano Agustín Sanz, el Teatro Nuevo, hoy TEATRO PRINCIPAL, que se inauguró en el actual emplazamiento el 25 de agosto de 1799.

El TEATRO PRINCIPAL se convierte a lo largo de los siglos XIX y XX en lugar privilegiado en el que se dan cita las más importantes compañías de teatro, ópera y ballet del momento. Desde su fundación, los nombres más prestigiosos de la escena mundial han dejado su huella en el primer coliseo de la ciudad. El TEATRO PRINCIPAL tuvo que acomodarse a los nuevos tiempos y vivió importantes reformas, como las realizadas por José Yarza, en 1858; Ricardo Magdalena, en 1870 y Regino Borobio, en 1940. Sin duda alguna la reforma más importante la realiza Ricardo Magdalena, inspirándose en el modelo de planta de la Scala de Milán: se recrea una nueva fachada y se lleva a cabo una nueva decoración interior de la sala, destacando la embocadura del escenario y el magnífico telón de boca pintado por Marcelino de Unceta. El telón representa el Templo de la Fama, en cuyo centro aparece la inmortalidad, flanqueada por la Tragedia y la Comedia. En los grupos laterales, Unceta retrató a los más importantes autores y actores del teatro español.

La reforma que sin duda puso al TEATRO PRINCIPAL en la vanguardia técnica de los mejores coliseos de artes escénicas españoles fue debida al arquitecto zaragozano José Manuel Pérez Latorre; en ella se configura un nuevo sistema de distribución interior, además de dotar al teatro de una gran infraestructura técnica. También se remodeló la parte posterior del teatro, quedando peatonalizada la Plaza José Sinués. Se restauraron las pinturas de los techos, obras de los artistas aragoneses Joaquín Pallarés, Dionisio Lasuén, Emilio Fortún, Angel Gracia y Mariano Oliver, además de un suntuoso hall presidido por el mural de Manuel Broto. El piso de la planta calle se cierra al patio con un gran mural, alegoría del pintor Jorge Gay, visible junto con las columnas que sustentan cuatro grandes esculturas de Francisco Rallo. Todo el conjunto preside los camerinos principales.

El TEATRO PRINCIPAL actual, totalmente remodelado, fue inaugurado el 2 de mayo de 1987

Plaza de Sinués y Urbiola, 2
50001 Zaragoza
976 296 090


       
      © Ciclo de Canción de Autor A Cántaros            

cadena ser luna llena FB mail twitter acantaros home