Acantaros
Marwan

Marwan

Marwan presenta uno de sus discos más esperados, Las cosas que no pude responder, con un tono renovado y sutiles cambios de perspectiva: los desamores y el choque inesperado con la madurez emocional.

El cantautor nace fruto del amor entre un palestino y una española un mes de marzo de 1979. Comienza sus andaduras con la guitarra a los 15 años, aunque su carácter musical no se asienta hasta que empieza a coincidir en bares, cafés y cafetines con la llamada Generación de Autor de los 90 ’s. Las letras y los ambientes de Ismael Serrano, Pedro
Guerra, Tontxu, César Rodríguez y Carlos Chaouen atrapan definitivamente al que ya por aquel entonces era firme admirador de la vieja guardia: Silvio y Serrat.

Hasta el momento, Marwan ha cosechado éxitos insospechados en las salas de toda España y medio mundo. ¿Qué tiene la música de autor, y más concretamente Marwan, para llenar salas de cualquier ciudad sin recurrir al marketing, la publicidad y las grandes discográficas? Sin llegar a desvelar del todo el misterio de esta magia, el cantautor aventura una hipótesis: “Cuando la gente se identifica con lo que cantas, lo
personal pasa a la dimensión de lo universal...” Todo es boca a boca y un poquito de ayuda de las herramientas de Internet.

Lo cierto es que la universalidad de lo íntimo a la que se refiere nuestro músico, unida a la omnipresente Internet y una gran cantidad de trabajo, han desatado un fenómeno que además de cierta magia ha dejado una firme huella en la estadística musical: una gira que supera los 80 conciertos en un año y que ha conseguido llenar todas las salas
visitadas. Todo sin ninguna ayuda, sin promoción, sin equipos de trabajo... Todo por el poder de unas palabras que traspasan la frontera del oído.

Así, Marwan ha sido nombrado en 2010 Músico por la Paz en el Parlamento Europeo y Premio Guille 2011 al mejor cantautor otorgado por asociación de salas de conciertos de Madrid “La Noche en Vivo”, posiblemente gracias al cóctel de sentimientos que produjo su disco anterior, Trapecista, en una gira aogida por los pueblos de medio
mundo: Argentina, Chile, Uruguay, Palestina, Grecia, Rusia, Francia...

En el disco que ahora presenta, Las cosas que no pude responder, Marwan se decanta por un desnudo sentimental y canta a la sorpresa ante la pérdida de la inocencia en los desamores. Estupefacto, descubre la hostilidad de nuestro mundo incluso en el amor y denuncia la falta de ternura. Algo que nos puede llevar sutilmente de una relación tormentosa a un trasfondo social. Y todo sin perder de vista ciertas pinceladas de humor, incluso canallescas, especialmente en temas como Canción de autoayuda, en la que explica de forma optimista que la madurez consiste, en parte, en recuperar la inocencia o Hablemos de mí, un tema-declaración-de-principios que acompaña al autor desde hace diez años y que pondrá el broche final del disco.

El disco, repleto de la dosis de sinceridad que caracteriza al artista sigue las pautas del material anterior: no siempre es políticamente correcto pero sí lo es éticamente. Son los ingredientes principales de una receta que, horneada con un poco de poesía deliciosamente condimentada a base de frases que dan en el blanco y aromas naturales extraídos del pop rock, fideliza a un público cada vez más heterogéneo y numeroso.


   
      © Ciclo de Canción de Autor A Cántaros            

cadena ser luna llena FB mail twitter acantaros home